Wednesday, January 09, 2008

El ensayo: una experiencia personal



Escribir en la escuela ha sido una temática ampliamente discutida mas no por ello comprendida, ya se ha abundado suficientemente sobre las prácticas tradicionales donde prevalece la copia y la poca producción escrita. Es necesario entender la escritura como un acto de producción donde cada uno tiene la posibilidad de mostrar sus vivencias, creencias, sueños, ideas, ocurrencias las cuales van a ser leídas por otros en un acto de comunicación humana muy necesario para que también la lectura adquiera sentido.

El ensayo es una herramienta interesantísima que permite al docente acercarse un poco más a esa persona viva que tiene en sus manos, cada lectura de estos textos muestra a un ser que piensa y siente de una manera particular la temática que se está tratando, con una dificultad para expresarla que necesita la atención del que lee no sólo para corregirle y asentarle una calificación sino para participar con él de sus ideas y propiciar un diálogo productivo posterior en clases o en entrevistas personales.

Conviene recordar que el ensayo es un tipo de texto que como su nombre lo indica pretende dar la posibilidad de arriesgarse en un acto de escritura personal reflexivo y abarcador según el estilo de cada quien. Ensayar la escritura, atreverse a decir cosas, en un contexto de respeto obviamente, pero si se diera algún tipo de extralimitación no habría que sorprenderse porque para eso el maestro se prepara en las distintas etapas de evolución psicológica del individuo y ya sabemos eso de la adolescencia y sus caminos y también sabemos que si ponemos muchas trabas vamos a perder la posibilidad de intercambio que es en el fondo lo más necesario en estos encuentros de aprendizaje.

A veces encontramos asignaciones que piden un ensayo, que no pase de tantas líneas y no se salga de tal lectura, habría que preguntarse si ¿no será preferible en ese caso, que se estimule a la realización de un resumen o un comentario breve y no se experimente con el ensayo que requiere más entrega?. ¿Por qué?, Porque es incómodo desarrollar un pensamiento en un límite de líneas, porque es difícil plasmar o reconocer su propio estilo cuando se obliga a trabajar bajo las ideas de un determinado autor.

Es importante que el estudiante vaya sintiendo la fuerza de su ser, lo que lo distingue, lo que lo caracteriza, su manera de plasmar las ideas, su opinión, sus criterios,
El ensayo es más que el artículo de opinión aunque guarda algún parecido, y requiere necesariamente la fuerza, el criterio, el pensamiento formado con respecto a un tema de quién escribe, todo ello enmarcado en un estilo.

Resulta obvio que este tipo de texto necesita de muchas horas para la revisión de cada uno de ellos porque la naturaleza del mismo implica que sean asignados de manera personal y no en equipo como se acostumbra. Esto vale para una coreografía, pero no para un acto tan personal como el de la escritura. Convendría entonces hacer una inducción lo suficientemente clara que permita al estudiante arriesgarse a producir y tomar la revisión de los mismos como un acto de lectura, de investigación, y también de disfrute, ¿por qué no? donde se profundiza en el conocimiento de cada joven, tal como se dijo al comienzo y se pueda ir orientando el proceso de escritura de ellos.

A futuro lo agradecen, aunque en el momento muchos acostumbrados a prácticas más rutinarias pero funcionales para la nota, no se sientan cómodos y prefieran el plagio, pensando que el docente no va a leerles, quienes sí logran adentrarse al mundo de las letras, obtendrán para ellos una herramienta fundamental para su camino de formación.

Vale la pena comenzar desde los grados anteriores con pequeñas reflexiones que le irán dando las pautas para verdaderos ensayos en las etapas posteriores. ¡Adelante!

3 comments:

Actividades Socio-Culturales said...

Hola como estas , me encantó este escrito sobre la producción escrita, en este caso El Ensayo. me gustaría que muchos docentes les permitan a sus alumnos plasmar todo lo que ellos puedan producir, sólo con el fin de que sientan la escritura como la vía esencial para expresar sus más sinceros deseos.

deedee said...

que buenas son sus lineas escritas en este rincon de pensamientos, soy una chica que le gustan las flores y me gustaria tambien conocer de usted tengo 25 años y me gustaria conocer gente de todo el mundo bye FELICIDADES por sus lineas
GRACIas

María said...

Gracias por los comentarios que ayudan a mantener estos rincones.